jueves, 17 de abril de 2014

ADIOS, MAESTRO

 

Saludos.

Garcia Máquez

Hoy, ALGARIVO está de luto.

luto

Gracias, Maestro, por darme tantos minutos de emociones.

Nos vemos en Macondo.

Cuidaros.

EQUIDADES

 

Saludos.

Son muchos y desde distintos foros los sevillistas que se quejan del trato informativo que se les otorga a los equipos de la ciudad (prensa, radio y televisión), en los que observamos un cierto equilibrio horario (minutos, letras e imágenes en los medios donde el tiempo y el espacio son siempre limitados), cuando dedican cantidades similares de información.

Dicen, los palanganas, que no es justo equiparar ésa información entre ambos habida cuenta de las diferencias históricas que atesoran (títulos y resultados parciales y globales) y dicen que el nuestro, el Sevilla F.C., debería tener mayor preponderancia, que sería lógico esperar que al más grande se le destinara mayor tiempo, más minutos.

No lo comparto en absoluto.

Si consideramos que el reparto “aficionarial” en la ciudad es parejo (ligeras diferencias según cuándo y cómo se realicen las encuestas y en favor de uno u otro ocasionalmente), me parece oportuno que en aquellos medios se respeten ésas similitudes. Me parece correcto.

Y más si consideramos igualmente que los medios todos son empresas privadas (incluyo a las “públicas” conscientemente) y con una actividad económica manifiesta, dudo mucho que pretendan desequilibrar a su “clientela” por mucha razón que una parte pueda tener. Y lo dudo tanto que apuesto a que aún cuando el segundo Equipo (tal cual se vaticina), descienda de categoría, las cosas seguirán igual, exactamente igual. No cuadraría que se desprendan de la mitad (aproximadamente) de ésa “clientela” gratuitamente. No cuadra.

Conviene señalar, además, que la inmensa mayoría de ésos medios son empresas de Madrid, no andaluzas y no locales, que obedecen a intereses ajenos, de fuera. Entre ésos intereses (mal disfrazados), el que permite que se mantengan divididos a los demás en favor de dos (este año tres).

Además, nos venimos quejando regularmente del nauseabundo trato que se les otorga al Real Madrid (especialmente) y al Barcelona (éste año el Atlético de Madrid también con lo que el suplicio se triplica), en todas las cabeceras informativas de todos los medios y la discriminatoria atención al resto de Equipos en los programas de “deportes” (lo de los otros deportes es criminal directamente).

El hartazgo es manifiesto y por momentos insufrible, lacerante y vomitivo. Al punto de que es sano quitar el volumen a los televisores y buscar una alternativa radiofónica soportable porque hieren los comentarios. Y sin escrúpulos. Es el negocio, son empleados (ya sabemos como está el mercado de trabajo) y se deben a sus empresas. Serán, probablemente, padres de familia con responsabilidades familiares.

Veamos un ejemplo sangrante y habitual: un jugador del Madrid y otro del Barça han tenido una lesión similar hace poco (rotura del ligamento cruzado anterior). Un poco antes, otro jugador de la Liga BBVA tuvo la misma lesión. Los titulares nacionales se hacen eco de aquellos dos a toda portada. Y se les “olvida” el tercero, que no es de Madrid ni de Barcelona, en la lamentable plaga de roturas de ligamentos. Les emplazo a que me muestren más de dos artículos en los que figuren los tres nombres y en los que aparezcan los susodichos.

Es comprensible, sobre todo, si tenemos que dejar la ética en casa al salir por la mañana al trabajo.

En siendo así (que yo creo que lo es y por ello escribo esto), me resultaría muy desagradable que media ciudad nos imputara lo mismo de lo que nosotros acusamos a aquellos equipos no andaluces. Sería tremendo porque además, tendrían razón.

No obstante todo ello, leemos y escuchamos quejas de los aficionados del otro Equipo referente al los contenidos de ésos medios y la forma en que se les cuestiona. Yo podría decir lo mismo desde mi óptica particular, sevillista, y acertaría.

Dicen los estrategas que si todos se quejan, todo van bien. La máquina del dinero seguirá sonando.

Pocos, y sobre todo del otro Equipo de la ciudad, se hacen eco del manifiesto trato vejatorio que nos endilgan desde el centro, desde Madrid, donde se descojonan recuperando solo los aspectos más degradantes de las aficiones de Sevilla, de nuestras brutalidades, de nuestras formas particulares de seguir a nuestros Equipos, de la chabacanería y la incultura… pocos cuando la mayoría, y lo sabemos, no es así. Pero eso “vende” en el resto de España.

Hace poco me fui a ver “8 apellidos vascos”. Ciertamente que es divertida, con momentos brillantes. Buen guión aunque… me desagrada que aún siendo un divertimento, se usen determinados tópicos para retratarnos (y a los vascos también, conste). No me representa ésa película y no solo porque el protagonista sea bético. Va más allá. La vi como lo que es, un chiste (bueno o malo a voluntad del espectador). Lo cierto es, sin embargo, que muchos béticos se han sentido orgullosos de esto. Y lo lamento por todas las connotaciones que subyacen. Lo lamento.

Por supuesto, los seguidores de los equipos “grandes” no son así. Allí todo es seriedad, cultura, educación, saber estar, señorío… me consta.

De cualquier manera, los palanganas no deberíamos quejarnos mucho porque aunque esto está siendo así desde hace décadas, las cosas, incluido ése supuesto trato discriminatorio, no nos han ido tan mal en la balanza con los vecinos, si es eso lo que motiva a algunos. A muchos.

Reivindiquemos, por tanto, la equidad de trato. Por siempre.

Recuerden el sabio refrán:

Gracias y buen trato, valen mucho y cuestan barato.

Cuidaros.

Sevilla F. C. depuis 1890

viernes, 11 de abril de 2014

CONTROL DE ESFINTERES

 

Saludos.

Entre los hábitos que deben adquirir los niños para su adecuado desarrollo físico y mental, uno de los más importantes (por las molestias que suelen generar para sus padres y el dineral en pañales que cuesta), es el de “control de esfínteres”.

De la misma forma que aprenderán a comer, a masticar, a hablar… a gobernar el desarrollo psicomotriz (la psicomotricidad fina y la gruesa), el que controla la emisión de orina y excrementos es muy importante.

Suelen completar esa fase entre los dos y los tres años, en general y aproximadamente, ya que pasadas ésas edades algo no está funcionando adecuadamente.

CAHANDO-3

Pero dejemos la Psicología del Desarrollo para otro momento y ataquemos, primero, la cocina.

He visto algunos trozos (prometo que es cierto, que no es una pose) de un programa que se llama “Masterchef”. Sin embargo, ayer jueves 10 de abril de 2014 y sobre las nueve y cinco de la noche, me zampé uno entero.

Debo destacar que el plato estrella del día eran “4 Huevos escalfados sobre lecho de vino de Oporto (1 chupito)”. Ya lo había sentenciado el chef principal: los huevos hay que cocinarlos.

Bajemos el balón al suelo ahora.

El domingo tenemos un compromiso en el Benito Villamarín y sospecho que por la zona deben andar tratando de controlar esfínteres tras el espectáculo culinario de anoche.

Es partido más que interesante que si bien a ellos no parece solucionarles mucho en su caída libre a las carreteras secundarias, a nosotros nos puede poner a tres puntos de Champions y por jugar contra el inmediato superior de la lista.

Tres puntos de oro.

En el sorteo de UEFA, nos toca el Valencia y a éstos también les conviene controlar esfínteres.

Tenía la esperanza de que nos cruzáramos con todos los portugueses del bombo para, así y de una tacada, poder dejar en la cuneta al Palmeira de Sevilla, al Oporto de ídem y al lisboeta Benfica, los tres equipos i-lusos de la competición. Pero puede que haya que viajar al levante, camino de Turín, a recoger otro paragüero.

Desde ayer noche… no despertarme que se está cumpliendo otro sueño.

¡Silencio!

SEVILLA OPORTO

Cuidaros.

Sevilla FC od 1890

lunes, 7 de abril de 2014

HAY FUTURO

 

Saludos.

Miren ésta imagen.

Escuela Antonio Puerta

Son los chavales de la Escuela de Fútbol Antonio Puerta que ayer, antes del partido contra el Espanyol de Barcelona, invadieron el campo para recibir, con todo merecimiento, la ovación masiva del sevillismo.

Miren… me emocioné.

Y lo hice porque logré adivinar que allí abajo, sobre el césped, andaban cogidos de la mano algunos jugadores de la élite del futuro, de la primera plantilla del Sevilla y de otros varios equipos europeos.

Porque algunos de ésos críos, cuando sean mayores, famosos, crack mundiales y les entrevisten los grandes medios, enseñarán las fotos que les tomaron ése día y dirán de dónde salieron.

Porque la imagen del poderoso frente avanzando me trajo un sinfín de asociaciones mentales.

Porque… me pareció muy hermoso.

Pero no termina ahí la cosa. Una vez concluido el acto, los subieron al voladizo de preferencia (donde les habían reservado unas cuantas filas de asientos), justo a mis espaldas. Chicas y chicos, todos juntos y revueltos.

El partido fue apoteósico para la masa de “enanos” (con perdón), porque ganamos y cantaron cuatro goles.

Pero vayamos por partes. El griterío infantil en nada tuvo que envidiar a las vuvuzelas africanas. En nada y los tenía justo detrás de mis orejas.

Comen como descosidos: pipas, patatas fritas, gusanitos, zumos… y los bocatas que amorosamente les suministraban los padres. A tres carrillos. Algunos las salchichas del Estadio, con tomate y mostaza, que desaparecían, literalmente, en segundos.

Por supuesto, todos los restos iban a caer en los inquilinos de la fila de delante, es decir, mis amigos del Área de Historia y yo.

Gozoso martirio, no obstante.

¡Qué manera de comer! De devorar, mejor.

Pero lo más increíble eran los comentarios de los críos, el conocimiento de todos y cada uno de los jugadores, los escorzos para rematar desde el asiento, es o no falta (que lo es), algo al árbitro (aún tienen que madurar)…

Y cantar los goles abrazándose en manojitos de tres y cuatro, con pasión, con intensidad, con la emoción propia de los adultos.

Cuando marcábamos, me volvía y al modo baloncesto, nos estrellábamos las manos para celebrarlo.

¡Qué espectáculo!

Ayer, en Nervión, fui testigo directo de que la Cantera no se agota y de que Utrera Road Factory seguirá siendo un filón… de emociones.

Cuidaros.

SEVILLA F.C. DESDE 1890

domingo, 23 de marzo de 2014

PARADOJAS

 

Saludos.


Paradoja:

f. Idea extraña o irracional que se opone al sentido común y a la opinión general. || Contradicción, al menos aparente, entre dos cosas o ideas: la paradoja entre el bien y el mal. || Aserción inverosímil o absurda, que se presenta con apariencias de verdadera: abusó de las paradojas en su discurso. || RET. Figura de pensamiento que consiste en emplear expresiones o frases que expresan contradicción. (DRAE)

Vemos ahí, en las definiciones, elementos tales que “sentido común”, “opinión general”, “contradicción, al menos aparente”, “aserción inverosímil” y… “abusó de las paradojas en su discurso”.

Yo voy a abusar hoy de las “paradojas” (en sentido cuantitativo y eufemístico) porque me place y porque llevo demasiados días con los dedos callados por mor de los primeros síntomas de la astenia o, sencillamente, falta de inspiración. Inspiración, sin embargo, que resurge y renace ante un estímulo indeterminado (!).

Comencemos por una que propone la reformulación del origen mismo. Es la:

-PARADOJA DEL VIAJE EN EL TIEMPO (René Barjavel. 1943). Decía el escritor francés de ciencia ficción que si un individuo pudiera viajar en el tiempo y matar al padre/madre biológicos de alguno de sus propios padres, éstos nunca hubieran existido y por tanto, él jamás hubiera sido concebido.

Imaginemos un caso práctico: Se crean los Equipos, primero SFC y luego RBB (siglas elegidas aleatoriamente de entre las infinitas combinaciones posibles). El segundo, RBB, es concebido para pugnar contra el primero. RBB logra viajar en el tiempo y destruye a SFC. Pues si seguimos la propuesta de Barjavel… RBB nunca hubiera podido existir.

-PARADOJA DEL MENTIROSO (Eubulides de Mileto, siglo IV a. C.). La formulación más sencilla (hay diferentes propuestas históricas) es: “Este hombre afirma que está mintiendo. ¿Lo que dice es verdadero o falso?.”

Mirado desde otra perspectiva: El Equipo RBB (la llamaremos CONJETURA ZETA) afirma que es el mejor, el más grande, el más antiguo, el más simpático, el primero en casi todo en un ejercicio exclusivo de autorreferencia porque tomadas otra externas, no se cumplen los enunciados de ninguna de las maneras posibles. En cualquier caso, habremos de relacionarla directamente con la…

-PARADOJA DEL CUERVO (Carl Hempel, década de los 40). Decía el alemán que cuando  durante miles de años la gente ha observado hechos que se acomodan bien en el marco de una teoría (como la Ley de la Gravedad, por ejemplo) , tendemos a creer que ésa teoría tiene una alta probabilidad de ser cierta y nuestra confianza en la misma aumenta con cada nueva observación de acuerdo con ella.

GBEH-PRIMEROS EN TODO

Para ilustrar su proposición y en un ejercicio de inducción, Hempel la ilustra con “Todos los cuervos son negros”. Observados un millón de cuervos, la teoría es cierta y con cada cuervo que veamos, se reafirma. Se desprende, por tanto, que “todas las cosas no-negras no son cuervos”. Una manzana roja no es negra y por tanto, no es un cuervo.

Pero como hay que respetar a los autores de las propuestas, haremos caso a Hempel y esperemos miles de años para que se verifique la CONJETURA ZETA. Los apenas ciento y pico años transcurridos no garantizan, científicamente hablando, la demostración del hecho.

-PARADOJA DE TESEO. O “El barco de Teseo”. Es una paradoja de reemplazo que se pregunta si cuando a un objeto se le sustituyen todas sus partes, sigue siendo el mismo objeto.

Indefectiblemente, habremos de alimentar ésa paradoja hablando de la calidad de los objetos de reemplazo, un barco en éste caso. Porque no es lo mismo madera de eucalipto que de roble, que no es igual el abedul que la caoba americana, que el aglomerado y el lapacho negro. En cualquier caso, amigo Teseo (dondequiera que estés), el barco será el original siempre que se siga llamando de la misma forma y porque pocas cosas conservamos, en nuestros organismos, exactamente iguales a las que trajimos al nacer. Muy pocas y no se ven. Pero somos nosotros.

-PARADOJA DEL CUADRADO PERDIDO. Más que una paradoja, se trata de una ilusión óptica que se utiliza en educación para hacer pensar a los alumnos..

Cuadrado perdido

Según como se monte éste pequeño tangram, hay un espacio que sobra. Tiene explicación, pero lo dejaremos a la observación y a las deducciones del lector (en cualquier caso, acudan a la Wiki que está perfectamente explicado).

-PARADOJA DEL HOTEL INFINITO (David Hilbert). Dos hoteleros se reúnen para construir el hotel más grande del mundo. El primero propone uno de 1000 habitaciones, a lo que responde el segundo: “no, porque si llegan otros y hacen uno de 2000, ya no será el mayor el nuestro”. Entonces, dice de nuevo el primero, “hagámoslo de 5000”. Y otra vez el segundo responde que pueden venir con otro de 10000… concluyen que para hacer el mayor hotel del mundo, hay que construir uno de habitaciones infinitas.

Por supuesto, no construyeron el hotel. Además, no tenían el suelo necesario cualquiera fuese el tamaño final. Tan es así, que las obras (que ahora albergan más de 50000 habitaciones) no llegaron a concluirse, quizás abrumados por saberse sextos en el ranking español de hoteles deportivos. O por…

R. Medina Triunfo dinero

…y es ahí cuando aplicamos la:

-PARADOJA DE ABILENE (Jerry B. Harvey, 1988). Se da cuando los límites de una situación particular presionan a un grupo de personas  para actuar de una forma que es opuesta a sus deseos individuales. El fenómeno ocurre cuando un grupo continúa actividades desacertadas que ningún miembro de tal grupo quiere, porque ninguno de ellos  está dispuesto a expresar objeciones.

Conste que todas las reglas tienen excepciones y en abriendo el abanico de posibilidades (mayor número de integrantes de ése grupo), ésas excepciones pueden ser mayores aunque los porcentajes reales sean mínimos.

Así, tomemos el caso RBB: nadie quiere perder su status de primer nivel pero parecen conspirar (por acción o por omisión) para lograrlo.

-PARADOJA DE CURRY (Haskell Curry). Ocurre en teoría ingenua de conjuntos o en lógicas ingenuas. Curry propone que: “si no me equivoco, Y es verdad”. Para Y vale todo.

Oficialmente decano - B. del Ayer

Es, como habrán podido leer, lógica ingenua. Llevada al campo de la semántica, se observan giros lingüísticos significativos que contienen otras lógicas (!) progresivas, readaptables, conformantes y auto engañosas. Se acomoda el discurso y aquí paz y allí… lógica. La que sea.

-PARADOJA DE GRELLING-NELSON (Kurt Grelling y Leonard Nelson, 1908). Esta es un poco más enrevesada. Dicen los autores que hay palabras que son “autológicas” y otras “heterológicas”. Procedamos con ejemplos: “corto” y “esdrújula” son autológicas (corto es una palabras corta y la otra larga).Sin embargo, “largo” o “monosílabo” son heterológicas porque la primera define algo largo y la segunda lo contrario.

En siendo así, preguntemos: ¿“Betis” es autológica o heterológica? ¿Sevilla cómo es? Se aceptarán comentarios al efecto.

-PARADOJA DE LOS NUMEROS INTERESANTES (Hardy y Ramanujan). Se lo tomaron a broma. Eran dos matemáticos brillantes que sostuvieron una conversación antológica. Todos los números, decían, ocultan “propiedades” curiosas y que los hacen “interesantes” muy antes que “aburridos”.

Pongamos un caso real para tratar (osadía del autor de éste blog que es, no lo olviden, de letras puras) de explicarlo:

-Tenemos el caso SFC con 27 títulos oficiales.

-De otro lado, el RBB con 4 títulos de igual valor.

Pues depende desde qué óptica se contemple, pueden ser “aburridos” o “interesantes”. Además, no importa el orden de los factores, el resultado siempre será el mismo. De momento.

-PARADOJA DE BOIXNET. Partiendo de la afirmación de Descartes “cogito ergo sum”, se permite subvertir la oración y señalar que “si no pienso… ¿dejaré de existir?”. Dicho de otro modo, si pienso es porque existo.

Pues trasladado al ámbito de lo que nos ocupa, se desprende que hay que estar vivo para pensar o, dicho de otro modo, los cadáveres no piensan.

-PARADOXUM MAXIME (Algarivus Hispaliensis, muchísimo mas tarde de d. C.) Plantea el autor la siguiente hipótesis:

-Tomemos un modelo RBB. La campaña 12/13 queda muy bien situado, en Europa, obteniendo mucho mejores réditos de lo que a priori se les suponía.

QUEDAR POR ENCIMA

-Tomemos ahora el modelo SFC. La campaña 12/13 (la misma del caso anterior), resulta mediocre, fuera de Europa.

Condicionantes: los tramposos son descubiertos y apartados, con lo que el SFC (que no hizo trampas), es ascendido a Europa. (Nótese que el SFC no reclamó nada, no acusó a nadie de nada y que el privilegio le fue otorgado por terceros).

Otros condicionantes: el aire enrarecido de las alturas afecta a organismos no habituados (como hemos podido comprobar en varias ocasiones), que se desploman y pierden su capacidad de reacción. Ello (como ha ocurrido en otras ocasiones), acelera el deterioro porque los recursos internos no soportan tamaña presión.

Más condicionantes: como resultas del privilegio otorgado al SFC (que no hizo trampas), el RBB queda apeado de Europa a pesar de que se las prometían felices porque, lamentablemente, apostaron todo a la primera carrera. Y eran dos.

Conclusión posiblemente paradójica: el 13 de abril de 2014, el SFC puede certificar el descenso matemático del RBB.

Termino y sin sacar conclusiones (además de las expuestas), me limitaré a tomar prestadas palabras de otros:

A MAMARLA

Cuidaros.

 

P.D. A pesar de todo lo anterior, debo dar las gracias, de todo corazón, a aquellos amigos y compañeros béticos que me felicitaron el pasado viernes. Y lo hago porque los respeto y porque mas allá de los colores, de los escudos y las banderas, hay personas. Gracias.

PD. 2:- Don Patronato… defina hagiografía.

SAN PATRICIO Y EL BETIS

SAN PATRICIO Y EL BETIS-RAMOS ASENCIO

Hummmmmm… Nosotros a lo nuestro y los demás…

Cuídese.

domingo, 2 de marzo de 2014

PUENTE

 

Saludos.

Unos días fuera, por Cádiz, pueblos y costa.

Vejer

Llamador

Algunas veces lo consigo.

Cuidaros.

domingo, 23 de febrero de 2014

1000 FORMAS DE MATAR… ILUSIONES

 

Saludos.

Ya sabemos de sobras (y los que calzamos mucha edad, más), que el elemento mágico “gol” es, indistintamente, el motor casi único y necesario (sine qua non) para el progreso real y efectivo de la Pasión por tu Equipo.

Ganar partidos, títulos y honores es la mejor manera de mantener y potenciar la afición, de repartir satisfacciones cuasi orgásmicas, de devolver el empréstito entusiasta y vehemente, de incrementar la nómina de leales devotos y de consolidar ésa base sólida, indestructible, de adictos a ésta religión arrolladora en la que los dioses son, al estilo griego, seres de carne y hueso que salen a representarnos (Escudo, Bandera y Afición), en el circo mediático de la yerba del Estadio cada pocos días.

Es cierto, no obstante, que cualquier incondicional, cualquiera, establece una relación de dependencia emocional (a veces y circunstancialmente, odio), con su Equipo que no suele abandonar nunca al propietario, al adepto, al seguidor. “Hasta la muerte” es un típico ejemplo de ése compromiso. Otro, “manque pierda”, aunque más fatalista, contiene valores similares.

No conozco muchos casos de renuncia afectiva a un equipo.

En siendo de ésa forma, que puede ser discutible lógicamente, hagamos un ejercicio de distanciamiento (lo que no será fácil porque andamos contaminados genéticamente de Pasión), y tratemos de mirar qué origina que un Equipo que no hace mucho, apenas unos años, destellaba en el cielo futbolístico europeo y que sin llegar a la élite absoluta, mantuvo al continente entero (y otros), mirando con insistencia a la ciudad del Sur de la que se escriben maravillas desde hace siglos.

Porque la Maravilla reciente fue el Sevilla Football Club y hubo que sumarla a las propias naturales durante dos o tres años.

Dice mi admirado amigo RAVESEN que puede que se trate de un problema de comunicación y yo ando bastante acorde con sus reflexiones. Pero la comunicación buena, la efectiva, la que reporta réditos y engrandece a un Club, es bidireccional… o debería serlo.

Hasta hace no demasiado tiempo, los clubes estaban regidos por sus socios, por la masa social que determinaba la política que debía ejercer el Club en su conjunto, en sus grandes líneas maestras. Eso cambió radical y lamentablemente, cuando se obligó a casi todos los Equipos a formalizarse como Sociedades Anónimas Deportivas, SAD. Desde ése momento, solo controla, ordena y manda el paquete accionarial mayoritario. Convertidos por tanto en una “empresa” (Sociedad Anónima aunque no reparta beneficios), los modos, procedimientos y maneras se pervirtieron de tal forma que solo importa quien y como posee títulos suficientes para gobernar el Consejo de Administración. No hay más y todo se supedita al mejor o peor ejercicio de ése control.

El socio, por tanto, queda relegado (como en la supuesta “democracia” política que padecemos) a mero comparsa frente a la arrolladora personalidad de las cifras, de los resultados económicos, frente a los balances.

Solo es posible ejercer algún derecho cuando, como hemos visto en los últimos tiempos y tras la borrachera de títulos, no entraba el balón, el Equipo daba espectáculos bochornosos y una humilde pañolada, lograba forzar decisiones radicales. Ahí termina (junto con el abono del carné anual) el protagonismo de los socios. Fin.

Luego miremos aquello de “vender para crecer” y con todos mis respetos, eso es una falacia de grandísimas proporciones y a las pruebas me remito: llevamos décadas (décadas, repito), vendiendo a nuestras perlas canteranas o formadas aquí y el Equipo nunca llegó a donde se suponía que debía llegar. Otro ejemplo: durante 2006/2007, logramos reunir un grupo de “joyas” futboleras que nos proporcionaron hasta dos Copas de la UEFA seguidas (hito) y varios trofeos más. Aquellos “tesoros” se vendieron (a buen precio, por cierto) sin recambios adecuados; se descompuso un “once” brillante y ya nunca más. Y no se ven esperanzas en el horizonte.

Vendidos por piezas (con buenos réditos, insisto) , el consiguiente “crecimiento” se tradujo en… poco. De hecho, menguamos cada campaña en una caída lenta e inexorable. Soñar con alcanzar aquellas cotas o similares parece eso, un sueño lejano. Puede que hayamos crecido, pero no hay demasiadas pruebas visibles de ello, especialmente donde deben verse: en el campo, en los marcadores.

Quizás podamos decir con cierto orgullo que no caemos fácilmente: hemos visto muchas veces equipos que han firmado enormes campañas para, el año siguiente, morder el polvo de la Segunda División. Muy cerca, además. Y lo volveremos a ver pronto.

Tal parece que el enrarecimiento del aire de la cumbre nos afectó menos a nosotros y no llegamos a sufrir el vértigo de la altura tan acuciado.

¿Que hemos crecido en el plano institucional? Tal vez. Pero lo que mueve los corazones de la inmensa mayoría de los socios, aficionados y seguidores son los goles, los triunfos, las vitrinas… quizás seamos más elementales, más prosaicos, pero vemos lo que vemos y echamos de menos lo que no vemos, nos lo planteemos o no.

Porque el crecimiento institucional solo es creíble cuando el Equipo alcanza determinados niveles, determinadas metas, alturas considerables que te coloquen en el grupo de los ganadores… por arriba y para no bajar de ésos sitios ya nunca.

Y ahí llega mi amigo Rafael y pone el dedo en la llaga: COMUNICACION.

Es tal la falta de comunicación global y particular (y la que existe está demasiado viciada de parcialidad interesada, lógica pero manifiestamente insuficiente) que, perdidos en la gran confianza ciega que nos mueve, esperamos que el Club y sus dirigentes (no nos queda otra) nos resuelvan el modelo de Pasión que perseguimos. Pero no la hay y no se sabe qué mecanismos se manejan, en todos los aspectos, en los centros de poder, en los sitios en que se toman las decisiones.

Llegamos al extremo de no saber (a pesar de labia y prosapia), a qué se supone que juega el Sevilla F.C. porque el principal protagonista, pienso, tampoco lo sabe. O no lo explica.

Magnífico comunicador (como el anterior), nos sigue dejando en el limbo cuando observamos lo que ocurre en los terrenos de juego. Muy bien explicado, mal resuelto. Fatalmente resuelto, diría yo.

¿En qué se traduce, por tanto, la comunicación del responsable deportivo y de los responsables institucionales?

En nada. Manda el gol y cuando no hay gol, todo lo demás es accesorio aunque lo vendan como oro líquido a precio económico.

En curioso que pretendamos exigir (yo el primero y con mis contradicciones propias), mayor transparencia en un modelo tan desquiciante: el Sevilla F.C. es una Sociedad Anónima (Deportiva) y a pesar de que traten de “vendernos” los valores del sistema que impera (inmersos en otro más amplio llamado “libre mercado”) , no hay nada más totalitario, absolutista y oscuro que una empresa comercial. Y el Sevilla F.C. es una empresa comercial que, de pasada, mueve Sentimientos por miles.

Es de agradecer, dicen algunos y en parte estoy con ellos, que hemos visto al Sevilla más Grande de toda su Historia. Cierto es que las generaciones coetáneas no pueden comparar porque no han vivido épocas anteriores, que será difícil hacerles ver que las décadas grises fueron muchas y que la explosión de títulos nos pilló a todos desprevenidos. Que hemos sido afortunados.

Pero me niego a pensar que lleguemos a hablar de ello como de tiempos pasados, de charla de abueletes, del “¿…te acuerdas de aquel gol de Palop de cabeza contra el Shakhtar Donetsk? ¡aquellos si que eran futbolistas…!"

Me niego a pensar que tantos triunfos se diluyan como se diluyera el gol de Bertoni.

Poco a poco, sin prisas pero sin pausas, el Sevilla está regresando a la mediocridad.

Un Sevilla al que, dicho sea de paso, solo una vez he visto invertir en entrenadores: el doctor Carlos Salvador Bilardo (míster Písalo). Un Sevilla, el más grande de todos los tiempos, que estuvo dirigido por un entrenador de segunda fila (sonó la flauta) pero que nos elevó a alturas insospechadas. Un Sevilla que no quiso o no supo apostar por un modelo fantástico, un modelo que funcionaba de maravilla y que cambió por un rosario de fracasos que aún perdura.

El Sevilla inestable, el de los altibajos, el eterno aspirante al club de los elegidos. El Sevilla timorato.

El Sevilla que colabora activamente en un sistema demencial autodestructivo, perverso y demoledor. Juez, verdugo y víctima, todo en uno.

El Sevilla que mata ilusiones.

Y sin embargo… ¡HASTA LA MUERTE!

Cuidaros.

SEVILLA F.C. SINCE 1890