domingo, 12 de octubre de 2014

EL ARO DE OSELITO

 

Saludos.

Seguramente, enseguida, establezcan la conexión entre éstos nombres: José Palacios Herrera, Manuel Ruiz Sosa, Rogelio Sosa Ramírez, Francisco Bizcocho Estévez, Manuel Cardo Romero, José Manuel Moya Díaz, Fernando Climent Huerta (entre otros) y la Ciudad ribereña de Coria del Rio. Todos nacieron allí.

Vemos por ahí a un remero de talla mundial, a un Campeón de Liga, a notables futbolistas del Sevilla F.C. y del Real Betis…

Pero Coria tiene aún un héroe más antiguo, casi anónimo y muchísimo más curioso. Miren éstas imágenes tomadas del excelente trabajo de Juan Carlos Fernández Truan y David Rodríguez Rosell (Universidad Pablo de Olavide) Revista Española de Educación Física y Deportes, nº 402, que comienza así:

JOSE PALMA Resumen

JOSE PALMA-1

Es José Palma León “Oselito”.

En 1936, éste coriano de profesión herrero, atleta, inventa una nueva modalidad deportiva insertando el pedestrismo en un aro de carreta. Así, tan pancho, se lanza a la  carretera, acompañado de un ciclista como coche de apoyo, para tratar de llegar a la Olimpiada Popular de Barcelona.

MUNDO GRAFICO 15071936-1

La revista Mundo Gráfico (nº 1289, Madrid, edición del 15 de julio de 1936) realiza un extenso reportaje sobre nuestro héroe, con una larga entrevista al coriano.

JOSE PALMA-6

MUNDO GRAFICO Repor-1

A su llegada.

JOSE PALMA-2

Nunca alcanzaría Barcelona. La sublevación del general Franco lo atrapa en la capital y allí debe unirse al Ejército Republicano.

JOSE PALMA de uniforme y aro

JOSE PALMA-3

Porque y como explica muy bien Raúl López Baelo, en un trabajo titulado “El papel del pueblo gitano en la Guerra Civil Española” para Rebelión, diría:

JOSE PALMA-4

JOSE PALMA-5

José Palma León, Oselito, fue fusilado por los golpistas el 10 de agosto de 1937.

Cuidaros.

domingo, 5 de octubre de 2014

FASCINACION

 

Saludos.

Uno siempre sintió una atracción irresistible por la pintura e, incluso, hubo un tiempo en que no se le daba nada mal el lápiz y el carboncillo.

Probablemente fue la herencia de mi abuelo cordobés (saltándose limpiamente una generación con mi padre), que además de un notable fotógrafo de su tiempo (con abundantes trabajos publicados en la prensa de entonces), era un dibujante soberbio.

Con ése gen revoloteando en el interior, un día de hace muchísimos años me encontré cara a cara con esto en Toledo y quedé petrificado de emoción:

Entierro del Conde de Orgaz.

Era la primera experiencia directa frente a un descomunal cuadro, a pocos metros, que me obligó a sentarme delante y permanecer muchos minutos allí, contemplándolo embobado.

Luego vinieron los museos. Años de viajes por buena parte del mundo y muchas, muchísimas pinturas de todos los grandes, de los mejores. Soy de amplias tragaderas pictóricas y disfruto igual con un abstracto, un impresionista o un santo levitando hacia las alturas.

En todas busco el sentido que quiso darle el artista, qué quería contar, cómo lo hizo y qué se supone que consiguió en el espectador. Además, me imagino su época, sus limitaciones o su desenfado y atrevimiento.

Los cuadros, como los libros o el cine, me cuentan historias.

Hace bien poco, me encontré delante de esto…

DSC_0268

…y como tantas otras veces, quedé fascinado.

Se trata del trabajo anónimo de la Segunda Escuela de Fontainebleau “Gabrielle d’Estrees y su hermana la duquesa de Villars” de 1594, nítidamente influenciado por el Renacimiento italiano.

Gabrielle d’Estrees (1570/73 y 1599), tuvo una vida realmente curiosa y una muerte más que sospechosa.

Sin embargo, lo que sorprende es la fuerza de la pintura, lo que muestra y lo que oculta. Y sobre todo, la osadía de algo tan tremendamente llamativo para una época en que ver un tobillo de mujer podría considerarse de un erotismo extremo.

No se conoce al autor que, desde algún punto de vista, podría parecer lógico y a pesar de que en ésa Escuela abundaban los desnudos femeninos. El gesto de las hermanas es más que sugerente en tanto que Julienne, a la izquierda, toma delicadamente el pezón de Gabrielle.

Están en el baño y juguetean con sus cuerpos porque… ¿era un juego simplemente u ocultaba otro tipo de relación?

Según un buen estudio que encontré por ahí, los simbolismos abundan porque miren éste otro:

Gabrielle y Julienne

En el primero (mi fotografía en el Louvre) se supone que Gabrielle está embarazada. En el segundo, vemos a la nodriza amamantar a César de Vendöme, hijo de Enrique IV de Francia.

Gabrielle no llegó a reinar a pesar de haber dado tres hijos bastardos al rey. Sin embargo, dio origen a la casa Borbón-Vendöme.

¿Borbón? Si, los borbones de España, Francia e Italia.

Vean algo sorprendente:

GabriellePilar-3

Son Gabrielle y Pilar de Borbón. Parecidos más que razonables.

Cuidaros.

sábado, 4 de octubre de 2014

OTRO PARIS

 

Saludos.

Seis días en la Ciudad de la Luz (Ville lumière), ojos y sentidos abiertos, absorbiendo un aluvión de arte en distintas formas y pateando sus calles y barrios.

Las sensaciones que transmiten el impresionante Museo del Louvre, el de Rodin, el impactante Pompidou, el Orsay o el Cluny Moyen Àge (el Picasso estaba cerrado por restauración)…

…la Torre Eiffel, El Arco del Triunfo, La Tullerías, el Palacio Garnier sede de la Opera,Los Campos Elíseos, la Defense, el Campo de Marte, los Jardines de Luxemburgo…

…El Sacre Coeur, Notre Dame (con sus casi cuatrocientos escalones para contemplar París desde arriba) o la increíblemente hermosa Saint Denis…

…pasear por Montmartre, Marais, Barrios Latino, Montparnasse…

…hay otro Paris y en honor a mi amigo Cornelio (que sabe que me gustan éstas cosas), una visita obligada para mi:

DSC_0559

DSC_0561

DSC_0569

DSC_0566

DSC_0565

DSC_0568

DSC_0570

DSC_0571

DSC_0572

DSC_0574

DSC_0576

DSC_0563

DSC_0564

DSC_0458

No se confundan, no soy necrófilo por mucho que pueda parecerlo. En ninguna de sus dos acepciones.

Cuidaros.

domingo, 21 de septiembre de 2014

AQUELLA SEVILLA

 

Saludos.

Ya saben que a veces, de vez en cuando, me descuelgo con alguna “sevillanada”. El caso es que nací en Sevilla y me tira. ¿Lo entienden, no?

Uno hurga y encuentra, busca una cosa y da con otras, las guarda y en un momento en que la Musa apropiada anda por otros lares, cuando llegan momentos de cierta saturación futbolera de papiros sepia, debe tirar de archivo y hacer una inflexión para distraerse. Incluso puede que quede bonito si tienes tiempo que perder en éste blog.

Me voy al 1881, a una Sevilla con una población de 138.000 habitantes. Miren éstas dos imágenes:

Amalia Molina

Amalia_Molina

Ambas son de la sevillana y trianera Amalia Molina. En su abundante biografía, podemos leer esto:

“Criada en el barrio sevillano de Triana, se instala siendo muy joven en Madrid, donde debuta a la edad de 17 años. Sería el inicio de una brillante carrera artística, que le llevó a viajar por Hispanoamérica e incluso Broadway. En París estrenó la Ópera Goyescas. En cine intervino en la película Malvaloca (1926), de Benito Perojo.

Los Hermanos Álvarez Quintero se inspiraron en ella para su obra Mariquilla Terremoto.

Estuvo casada desde 1904 con el abogado Trelles del Busto.”

Amalia (Mariquilla Terremoto), nació en 1881. Debió ser toda una bomba. 

Miren ahora, a éste señor:

Machado Alvarez

Y luego lean:

DEMOFILO

Pues resulta que D. Antonio Machado y Álvarez (Demófilo) además de ser el primer flamencólogo, era padre de Antonio y Manuel. Casi nada.

Antonio Machado y Álvarez escribió los primeros tratados sobre flamenco conocidos.

Folk-lore-2

Folk-lore

Con ésos antecedentes, no me extraña que Antonio y Manuel salieran como salieron.

En 1881 se funda en Sevilla la compañía Ybarra y Cía. que hasta 1927, en que incorporó pasaje, estaba destinada al transporte de mercancías.

ibarra1903

1881 vio más cosas importantes en nuestra ciudad y vio, por ejemplo, la electrificación del alumbrado público. En un excelente libro de Rufino Manuel Madrid, profusamente documentado…

RufinoManuelMadrid-Vencer la noche

…podemos leer cosas como estas:

Electrificacion-2

Electrificación-1

Pero he dejado para el final la joya de éste artículo (si es que lo anterior no goza de tamaño privilegio). Se trata de un grabado sensacional, maravilloso, que me ha tenido ocupado contemplándolo muchos minutos. Miren qué preciosidad de ése año:

FERIA DE SEVILLA 1881

Si pueden, bájenlo (lo he dejado con toda la resolución posible), para que se entretengan en los detalles.

Uno que es sevillano.

Cuidaros.

sábado, 20 de septiembre de 2014

LA TABERNA VIRTUAL

 

Saludos.

A finales del pasado año, D. Carlos Romero, Coordinador del Área de Historia del Sevilla F.C., publicó un libro que dio en titular “Las mentiras del fútbol sevillano”. Hay que señalar que se agotó en pocos días.

Era un trabajo que recogía las más llamativas historias inventadas sobre nuestro fútbol. A veces hilarantes, otras perversas y las más, increíbles en sí mismas, nos mostraba de qué forma se fabrica un instrumento para tratar de desacreditar al otro y “reivindicarse” uno mismo. Es todo tan sencillo como la mas elemental de las envidias: como no puedo contigo, trato de destruirte (a ver si tengo suerte y me coloco yo ahí arriba sin haber hecho los méritos necesarios).

Hay un reincidente, habitual de las tertulias béticas internautas (la mayoría dignas de todo respeto aunque haya fenómenos paranormales a los que es necesario echar de comer aparte) y de nombre transilvano (espero que su apellido no sea Tepes) que en su magistral forma de entender las diferencias entre nuestros dos Equipos, no duda en convertirse, por derecho propio, en uno de los más grandes Tabernáculos Verdes.

Taberna-1

Cibertabernáculo, ciertamente.

Lean lo que sigue y deténganse un poco en las palabras que dice porque merecen la pena:

“Hace poco estuve hablando con uno que trabaja en un "diario de Sevilla" y colabora en distintos sitios , la verdad es que me dijo el nombre pero no me quede con el , este problema mío con los nombres a veces es verdaderamente un problema, ya había hablado con el otras veces pero hace ya bastante tiempo , mi relación con el es por tener amigos y conocidos comunes.


Y a lo que vamos que no te dicen claramente lo que hay pero tras un rato de charla de lo dan a entender y el control periodístico desde Nervión es muy alto y además los medios de aquí después influyen en las ideas y opiniones de sus cadenas a nivel nacional ya que estos dicen lo que le cuentan desde las provincias.

Además lo digo porque es así.”

Contado frente a la barra, cervesita o tinto en mano, platito alargado de chochitos o arvellanas, tres o cuatro contertulios todos originarios del color propio y absorbiendo sabiduría por los poros, nuestro héroe de dimes y diretes pontifica porque habla más alto (y tiene voz para ello) y además dice lo que dice “porque es así”. Él sabe. Punto.

Punto y sumisión, aceptación, somatización y difusión. Se acaba de crear un dimes y luego vendrán los diretes.

Antes, hace décadas cuando nació la iniciativa, el dimes tardaba mucho en propagarse, en convertirse en diretes porque la divulgación era analógica, vocal, laríngea y cara a cara. Necesitaba de desplazamientos, nuevos tabernáculos, nuevos escuchantes y tiempo hasta la consolidación absoluta en las mentes de miles (millones) de adeptos. Una vez alcanzado el estado ideal de propagación, ya se instalaba allí, en las mentes y para siempre, con el status de verdad absoluta, de dogma de fe.

Hoy ha cambiado para mucho peor que ya es decir. El Tabernáculo Virtual, la Taberna de Internet, logra una difusión multitudinaria en cuestión de segundos, de minutos. El nuevo mito creado puede ser leído, en tiempo y forma, por centenares o miles de leyentes y redifusionado a otros tantos miles o millones.

Es instantáneo y fulminante aunque tiene solo un pequeño defecto: muere pronto porque otro mito lo pisa y enseguida desaparece en el mar de dimes y diretes que no cesan de arribar a la costa. Tiene corta vida aunque permanezca ahí por los tiempos.

Son tantos que es difícil asimilarlos todos y conservarlos en la memoria. De todas formas, siempre conservar por si en algún momento los necesitamos.

Tumbar un mito es, sencillamente, imposible. Y menos aún, cuando ése mito te congratula contigo mismo, cuando deteriora al otro y cuando justifica tu impotencia. Un mito horrendo es la mejor medicina conocida contra la insuficiencia propia. Aunque sea un placebo de gordas dimensiones.

Al Sr. Tepes (disculpas si yerro), le hubiera sido mucho más acertado (¿inteligente?) haber “callado” el nombre del informante bien situado por respeto, para que no sufriera represalias en su trabajo. Con un sencillo “cuyo nombre no puedo decir, como comprenderéis”, casi que queda estupendísimamente de la muerte. De nada.

Pero como “además lo digo porque es así”, pues eso que decía: dogma de fe. Y a otra cosa.

Vayamos con otro (también originario del este europeo por su nombre) al que tuve el gusto de conocer en las entrañas de nuestro Estadio donde tuvimos el honor de recibirlo. Confío en que el trato que le dispensáramos estuviera acorde con la que se nos supone cortesía sevillista.

Esa pasión por la madre Rusia y sus antiguos satélites solo sería comprable si nosotros, los palanganas, nos ponemos un Mc delante de nuestros nicks. ¿Chulo, no?

Claro que a nosotros nos nos hicieron pobres, oprimidos y de izquierda desde Moscú, allá por 1946. El Dundee solo dijo que habíamos nacido en 1890.

“En fin, se constituyeron en tres ocasiones: 1890, 1905 y 1908. Algo inaudito en el fútbol español.”

“Constituyeron”. Bonito palabro. Es la última versión del inescrutable mundo del zig zag, del flotar siempre, de las vías de escape, de cambiar para que todo siga igual, de inventar y reinventar para llegar al punto inicial. Tremendo.

Porque hay que recordar que el Equipo “registralmente” decano de Sevilla no es el de Nervión. Además, la tercera fecha debería ser 1909 ¿no?

Pero lo que divierte sobremanera, lo que amenaza con provocarte algún tipo de enfermedad riñonal, es que los pontífices del anti 1890 sean, de entre todos, los únicos que no pueden justificar, de ninguna de las maneras, su propio nacimiento.

Tan sesudos comentarios en quien aún debe “constituir” su propio invento (o fundar u oficializar), es retornar a la barra de la taberna de…

PD: la lectura de los trabajos de Manuel Carmona, primero, y recientemente Juan Antonio Zancarrón vienen a demostrar con hechos y pruebas contundentes la falacia sevillista, dejando en muy mal lugar a muchos sevillistas, tanto del pasado ya lejano, como del presente. También habría que meter en el saco a todos los periodistas que se tragan estas mentiras (ABC, Canal Sur u Onda Cero).

…el Sr. de Castilleja. Buen tabernero donde los haya (con perdón).

Sin comentarios.

Cuidaros.

martes, 16 de septiembre de 2014

EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO

 

Saludos.

(Para mi amigo Nacho que sabe, sabemos todos, que donde más duele es en el corazón).

Me tomo la libertad de usar el título de la magistral obra de Marcel Proust porque se acomoda perfectamente a lo que deseo contar.

Ayer, día 15 de septiembre de 2014, a poco más de cuatro meses de que cumplamos 125 años desde nuestra fundación, el Sevilla F.C. dejó pasar una oportunidad de oro para colocarse en el sitio de la Historia que le corresponde.

Las fechas de fundación de muchos Equipos españoles son, con todos mis respetos, circunstanciales o imprecisas. A veces, sencillamente artificiales. Lo son en la medida en que pocos, muy pocos, pueden certificar documentalmente que sea cierta la fecha que figura en la Real Federación Española de Fútbol.

Hay, además, casos especialmente llamativos y que no comentaré porque todos sabemos de quiénes estamos hablando.

La RFEF no tiene un órgano regulador (nunca lo tuvo) que entienda de fundaciones ni protocolos que las visen. A lo largo de los años, los equipos le dijeron al máximo organismo qué fecha querían que constara en sus registros y aquella se limitó a recogerla sin más, sin pedir acreditación, prueba, documentos ni nada parecido. Se iba allí, se decía y eso se elevaba a la categoría de autentificación por el máximo organismo rector del fútbol español. Hoy sigue igual.

Sin embargo, hace ya algunos años que la fiebre por conocer con certeza los inicios mismos de los clubes se expandió por todo el país. Conocemos que los equipos más significados de la Liga española tienen personas hurgando en el pasado para elaborar su propia Historia, para fisgonear en los tiempos en que los pioneros comenzaron a practicar, regularmente y bajo normas, el noble sport del football.

Algunos, con enorme éxito, cuentan documentadamente en sus webs su nacimiento, desarrollo y presente de décadas de la práctica del juego británico del balón con los pies. Hay una cierta pasión por atesorar recortes periodísticos y fotografías de aquellos locos en calzón corto, en paños menores, que se muestran, con orgullo, en el blanco y negro del recuerdo postrer o en las crónicas imposibles de reporteros describiendo algo novedoso, incomprensible y hasta mal traducido a veces. Sin embargo, pronto agarraron el invento, aprendieron, les gustó aquello, lo dominaron y llegaron a ofrecernos verdaderas joyas en forma de relatos deliciosos. Algunos antológicos.

Ésos clubes que miran su pasado, el que les ha traído hasta el hoy (con o sin trofeos, con o sin títulos) son los cimientos que les permiten a sus seguidores mostrarse orgullosos en años, tantos años, fortalecidos como grupo, como Club, como fieles seguidores de los pasos de sus padres y de sus abuelos, mirando la esperanza de continuidad en sus hijos.

Allí, en el campo, desde niños que apenas saben hablar pero ya gritan ¡Viva el Sevilla!

Y lo gritarán hasta la muerte.

El Sevilla Football Club ha recuperado quince años de tiempo perdido y debe decirlo a todo el mundo, con voz alta y clara. Sin ambages, sin titubeos, sin timidez:

Nacimos en 1890

Y no es capricho ni afán de protagonismos prestados. No es una pose.

Hace ya más de una década, el Sevilla se dotó con unos escasos locos que descubrieron (con la inestimable ayuda de otros locos hermanos de otra provincia), que había más Historia en el Club de Nervión de la que parecía.

La pista inicial, el partido de marzo de aquel año de finales del XIX, provocó la apasionante tarea de fisgonear, de hurgar, de investigar, de husmear y de escrutar en cualquiera fuese el sitio donde se custodiara la prueba, el documento, el artículo que, poco a poco y paso a paso, contribuyera a rellenar los espacios, a cimentar los basamentos, a darle sentido a los 125 años de haber nacido. Porque somos más viejos de lo que pensábamos aunque se nos vea fuertes y vigorosos.

Ésos pioneros investigadores supieron hacer su trabajo (dentro y fuera), hasta conseguir contagiar su entusiasmo y su pasión a nuevos detectives, a nuevos inquisidores. El grupo creció, se fortaleció, diversificó sus disciplinas y se puso a trabajar en serio.

Todos voluntarios, todos altruistas, todos sevillistas hasta el alma misma, en silencio, discretamente, hurtando horas al sueño y a la familia, en una labor colosal y de proporciones inimaginables (si no has vivido el proceso nunca entenderás lo que cuento), han atesorado el dossier mas extenso y mejor documentado en la historia del fútbol español. Probablemente.

Es el certificado histórico del nacimiento de una pasión que perdura desde hace siglo y cuarto. Eso es muchísimo tiempo.

Y paradójicamente, el acta de nacimiento está en el mismo idioma inglés de los que nos trajeron el sport en sus barcos. Ellos, allá en Escocia, ya sabían que había nacido el Sevilla Football Club más de cien años antes que nosotros mismos, sus hijos.

El Sevilla, mi Sevilla, nuestro Sevilla, ya sabe con exactitud, como cualquiera de nosotros en nuestros currículos particulares, en qué fecha debe celebrar su cumpleaños.

Que la ceguera no nos impida saber porque nadie ni nada podrá detener el huracán blanco y rojo.

SEVILLA FOOTBALL CLUB DESDE 1890

1890-2015

Cuidaros.

domingo, 14 de septiembre de 2014

EL TIEMPO Y LOS MEDIOS

 

Saludos.

Hay quien me acusa de hagiógrafo (!) y de alguna forma debo darle la razón (tal vez porque yo puedo serlo). Y lo hago en la medida en que cuando investigo en los orígenes del Sevilla de aquellos tiempos, de las circunstancias sociales que permitieron que enraizara un sport traído desde la Gran Bretaña y de las personas que lo hicieron posible, no puedo sustraerme a la poderosa tentación de saber quién, cuándo, cómo y por qué. Son máximas periodísticas que, aplicadas a la investigación histórica, quizás alcancen un rango mayor. Mayor porque el pasado remoto es oculto, difuso, camuflado, complicado, esquivo y difícil de rastrear. Muy difícil.

Por todo ello, cuando nuevamente “el tiempo y los medios” me regalan (nos regalan), nuevas evidencias que contribuyen a mejorar nuestra percepción global de aquel pasado y de las personas que lo interpretaron (por el rol tan especial que jugaron para nosotros), uno siente que la motivación que le hace dedicar tanto tiempo a leer prensa y libros antiguos, está plenamente justificada y es altamente gratificante.

Entiendo, no obstante, que éstos temas puedan parecer áridos y estériles a la mayoría, pero para unos cuantos, entre los que me incluyo sin reservas, es pasión.

Las denominadas “sailors’ room” (también “sailors’ home” y directamente emparentadas con el Seamens’ Institutre) eran locales establecidos en los puertos de todo el mundo con los que se pretendía ayudar a los marineros. La marinería era (lo sigue siendo) una profesión especialmente dura,  desagradecida, mal pagada y peligrosa. La extracción social de ésos esforzados marineros solía ser baja o muy baja y por ello, de un nivel cultural pobre.

Sailors Room Liverpool 1850

La imagen corresponde a la Sailors Room de Liverpool de 1850. Estuvo abierta para los negocios en Canning Place, Liverpool Inglaterra, desde diciembre 1850 a julio 1969.  La casa fue diseñada para proporcionar seguro, alojamiento económico para los marineros, y para ofrecer oportunidades educativas y recreativas.

Sailors Room-1

Este grabado representa a la “Sailor's’ Home” de Londres de 1828.

Hay evidencias de todos los grandes puertos del mundo. ¿Y Sevilla?

El comercio de la Andalucía occidental, vía marítima, con el Reino Unido fue muy intenso durante muchísimos años. Sevilla, con su magnífico puerto interior del Guadalquivir, fue el centro más importante del intercambio económico y por ello, la ciudad que tenía, probablemente, la colonia británica más numerosa.

Y Sevilla tuvo su “Sailor’s Room”.

THECHURCHMAN 18890504 SAILORS ROOM

En efecto, el año 1889 y asistido por el Obispo de Gibraltar, Mr. Charles Waldegrave Sandford, el entonces vicecónsul británico en Sevilla, Mr. Edward Farquharson Johnston, acompaña de su esposa Mrs. Mary Crombie, como podemos leer, inauguran la Sailors’ Room de Sevilla.

GOMEZ ZARZUELA 1891

Da fe de ello la Guías Gómez-Zarzuela de 1891.

Veamos qué nos dicen desde La Futbolteca:

“5.- Sailor’s Room Fund: Sabido es que los británicos desde hace siglos son un imperio naval a nivel mundial y durante el pasado más reciente establecieron rutas comerciales en todo el orbe. Si ciudades como Las Palmas y Huelva contaban con un Seaman’s Institute para recoger a marineros desamparados, con problemas o simplemente para ofrecerles alojamiento organizándoles encuentros para su distracción, Sevilla no lo es menos y en el domicilio del médico sevillista Dr. John Dalebrook se establece la Sailor’s Room Fund, una organización con los mismos fines que la canaria y onubense que también, para no ser menos, organiza igualmente encuentros para la marinería, todo ello bajo una estrecha colaboración con el viceconsulado británico hispalense.”

Pues como “el tiempo y los medios”, otra vez, nos ayudan a enriquecernos en nuestros conocimientos del pasado, ahora ya sabemos documentalmente que la Sailors’ Room de Sevilla la funda nuestro Primer Presidente, el Sr. Ned Johnston y su esposa Mary y que el Dr. Dalebrook fue, además de pionero footballista, solo el médico de la colonia británica en nuestra ciudad y, por supuesto, de la Sailors’ Room y sus marineros.

spainportugal-2

AGUASTERMALES1904

¿Es arriesgado suponer que aquellos marineros venidos del Reino Unido, formados en la práctica del football, concentrados en la Sailors’ Room, con tiempo entre cargas y descargas para echarse unos matches en el propio puerto, reclutados por los británicos residentes para jugar mas en serio en marzo de 1890 contra el Huelva Recreation Club, fueran observados con ojos ávidos por la chavalería sevillana y que luego tratasen de imitarlos? No, de ninguna de las maneras.

Según el Obispo Sandford, la mayoría eran escoceses y ya sabemos que había sensibles diferencias entre el juego de éstos y el de los ingleses…

JUEGO ESCOCES

… por lo que tampoco sería arriesgado asegurar que la famosa “Escuela Sevillista” de años más tarde, tuviera tanto que deber a la formación recibida por aquellos chavales.

Pero volvamos al “tiempo y los medios”. En 1908, el Sr. Johnston ya se había jubilado como vicecónsul británico en Sevilla. Sin duda, sus asuntos comerciales lo mantuvieron unido a nuestra ciudad por algún tiempo más. Tan es así que aceptó arbitrar el partido solidario por el terremoto de Messina en 1909, contra el Recreativo de Huelva.

Pero el año anterior, en junio de 1908, lo encontramos en París…

GILBLAS-PARIS 19080621 JOHNSTON, MARY Y JE CROMBIE

…acompañado de Mary Crombie y su cuñado James Edward Crombie (los Crombie estaban emparentados con Lady Diana Spencer, Lady Di).

CROMBIES

John William, segundo hermano, había fallecido unos meses antes, en marzo. Sin embargo y aunque lo que más nos interese es la vida de Mary por su relación con Ned, no dejan de ser curiosas las vidas de ésos dos hermanos menores.

John, como su padre, era fabricante de lana, folclorista y político del partido liberal.

NPG x15741; John William Crombie

Como podemos leer en el link a la biografía de John, publicó varios libros.

Y James Edward (no he logrado su foto). Sin embargo, su historia es apasionante porque vean esto:

SISMOGRAFO JE CROMBIE

Es un gráfico del sismógrafo inventado por el físico James Edward Crombie. Su contribución al mundo científico y universitario fue notable en la Universidad de Aberdeen, donde se le reconocieron sus méritos como científico y benefactor.

Uni. Aberdeen J E CROMBIE

Y si todo lo anterior no fuese suficiente, vean lo que se publica en la Sociedad Geológica Británica:

British Geological

Creo que ya es suficiente aunque he logrado un dossier mucho más amplio.

Me dirán que desvarío y tendrán razón. Pero cuando investigas, sabes por dónde empiezas y qué buscas. Ni idea de dónde acabas y qué encuentras.

Lo siento pero me encantan éstas cosas.

En todo caso, no estás obligado a leerme y si lo haces, todos mis agradecimientos.

Cuidaros.